Gor siglo XX, Loja siglo XXI.

En Gor hace un siglo, año arriba año abajo, un estribo que no quería estarse quieto condenó al desuso a uno de los mayores viaductos ferroviarios de la península ibérica. Tras innumerables intentos para su estabilización los técnicos y la compañía The Granada Railway asumieron su fracaso y cambiaron el trazado aproximándolo al centro urbano realizando el conocido como “puente chico” de Gor. Que la línea fuese ideada políticamente en 1870 y que entrase en uso en 1906 entra dentro de los cánones de la obra pública en la provincia de Granada. En nuestra línea.

El "puente grande" de Gor en construcción 1912

El “puente grande” de Gor en construcción 1912

El "puente chico" de Gor

El “puente chico” de Gor

Cuentan que durante el tiempo que los técnicos tardaron en asumir su fracaso y la construcción del nuevo trazado los viajeros de la línea Almendrícos-Guadix se apeaban en un extremo del viaducto y lo recorrían a pie, cuatrocienteos metros, hasta tomar otro tren para continuar el viaje. Toda una experiencia. Lo temporal se hizo norma y el gran viaducto acabó vendido y trasladado a la nueva línea de tranvías de la vega. En Dúrcal le llamaro el “puente de lata” y ahí sigue. Otra historia muy de la obra pública granadina esta del tranvía, pero vamos a dejarla para otro día.

Ciento seis años más tarde del fracaso en el “puente grande” de Gor en Loja se están poniendo todos los mimbres y esfuerzos para que se repita la historia pero esta vez no es un estribo de un puente el que echará al traste el proyecto. Esta vez la decisión no será por un problema técnico, será una decisión política. Esta vez podremos señalar  con nombres y apellidos a los que cometerán semejante atropello a toda una provincia. Si finalmente optan or “adecentar” el trazado actual para salvar Loja los granadinos y turistas del siglo XXI no caminaremos bajo el túnel de San Francisco con las maletas a cuestas como hicieron nuestros antepasados sobre el viaducto de Gor, esta vez el tren se pondrá al paso de una calesa cansada para que admiremos el panorama, compremos roscos de viento y reflexionemos sobre los errores históricos que mantienen a esta provincia a la cola del España.

El túnel de San Francisco

El túnel de San Francisco

Como si una plaga bíblica hubiese entrado en bucle sobre Granada nos vemos condenados a soportar soluciones indignantes que nos clavan los pies en el atraso y nos impiden desarrollar todo nuestro potencial. Ya está bien de pantanos-piscina, de estaciones de medio pelo, de tramos de ferrocarril decimonónicos, de autovías que verán acabadas nuestros nietos, de Milenios de la Señorita Pepis y de Universiadas en Candanchú.

Hasta aquí hemos llegado. Los Granadinos debemos unirnos y que salga el sol por Antequera. Ya que de repetir la historia se trata igual es el momento de hacernos fuertes de nuevo en Las Alpujarras -metafóricamente hablando claro- y cantarles la cuarenta a todos los que sólo ven en Granada una ciudad de fin de semana con Alhambra, esquí y tapas. Repitamos la historia pero a nuestro interés y que los “botiflers” granadinos no se apuren, por más que escudriño la geografía patria esta vez no veo en toda España un Juan de Austria capaz de atravesar el puente de Tablate y someternos de nuevo. Vaya, otra vez obra pública.

Anuncios

Acerca de jose luis zurita

Sólo nos dejan opinar
Esta entrada fue publicada en de todo un poco y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gor siglo XX, Loja siglo XXI.

  1. salome dijo:

    Hay que empezar a decir NO. Cuenta conmigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s