Vidas Paralelas (de granadinos)

Roma siempre tuvo en Grecia su espejo pero fue Plutarco, en el siglo I de nuestra era, con su obra “Vidas Paralelas” quién centró esa comparación en personajes como Teseo con Rómulo, Alejandro con Julio César o Pirro con Cayo Mario (así hasta veintitrés parejas) Su conclusión; Grecia educación y Roma el orden (más o menos).

Como un Plutarco de secano y con un ojo sobre el día a día de Granada y el otro de Girona observo como en cada ciudad se juzgan los caracteres de dos granadinos. Les separan en su nacimiento doscientos noventa años exactos. Un fue el último Rey Nazarí y el otro Gobernador Militar de Girona en el último y definitivo “Sitio” al que las tropas napoleónicas sometieron a la ciudad en La Guerra de la Independencia. Ambos se enfrentaron a la decisión de defender una plaza contra un enemigo superior a todas luces y sin posibilidad de recibir refuerzos. Siendo de culturas distintas hay materia para unas “Vidas Paralelas Granadinas”.

Mariano Álvarez de Castro granadino también por más que algunos historiadores de secano insistan en que nació en Burgo de Osma, optó por defender la plaza con las ordenanzas militares en una mano y con la otra apoyándose en un clero gerundense que temía más a los herederos de la guillotina que al mismísimo infierno. Tras una defensa numantina la población pasó de veinte mil a siete mil habitantes. El dato refleja crudamente lo que llegó a suceder dentro de esas murallas. La destrucción abocó a la ciudad a un ostracismo de cien años y, durante estos dos siglos, en Girona se ha debatido hasta la saciedad si fue un héroe o un loco. Para unos mismos actos según la lectura interesada de unos o de otros le han homenajeado con monumentos y hospitales o le ha tratado como el máximo exponente de la cerrazón española. El debate se ha zanjado tras unos estudios clínicos realizados por el neurólogo Joaquín Jubert en el que concluye que nuestro paisano no enloqueció. Tan sólo tomó una opción militar que compartía parte de la población y todo el clero.

FileMariano_Alvarez_de_Castro imgres

Abû `Abd Allâh  Mohammed ben Abî al-Hasan `Alî (Muhammad XI) tras años de peleas familiares batalló durante diez años por salvaguardar su mundo. Con el enemigo a las puertas comprendió lo irreversible de la situación y optó por negociar una rendición que sólo perjudicó directamente a él. Los términos de esa negociación, mientras se respetaron, le valió a Granada un siglo más de esplendor absoluto. La Chancillería, el Hospital Real, el Palacio de Carlos V, la Capilla Real, la Catedral y un sin fin de iglesias se acumularon transformando Granada en lugar de peregrinaje de artistas, arquitectos y, sobre todo, dinero. Mucho dinero.

A Boabdil en su época se le conoció como “El Chico” , “El desdichado” y para el resto de la historia por la frase, seguramente falsa, que le soltó su madre en el cerro de las lágrimas de Otura. En el 1609  Incumplidos los pactos que negoció con el Gran Capitán se inició el periodo más negro de la economía y sociedad granadina que sólo remontó, en partes, gracias a nuestra famosa mini-revolución industrial propiciada por el cultivo y transformación de la remolacha. Hoy en día una estatua y un callejón de ciento veinte metros cuadrados es todo lo que su ciudad tiene para recordarle. Sin duda era Al-Zugabi, el desdichado, un apodo perfecto.

Hechos semejantes, personas distintas, resultados distintos. Sin lecturas políticas es fácil concluir quién acertó y quién no pero siendo ambos nacidos en Granada, uno en la calle San Isidro y el otro en el cerro de la Sabika, si levantasen la cabeza no se extrañarían al ver que a uno se le ha olvidado por completo en su ciudad y al otro se le sigue tratando de cobarde e irrelevante.

Publicado en Ideal el jueves 10 de enero de 2012

Anuncios

Acerca de jose luis zurita

Sólo nos dejan opinar
Esta entrada fue publicada en de todo un poco y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Vidas Paralelas (de granadinos)

  1. Domingo Funes dijo:

    Bueno, pues me parece que cada vez escribes mejor y sobre temas más interesantes. Comparto tu reflexión al cien por cien. Tengo un amigo que decía, hablando del olvide al que relegan a nuestros grandes según de dónde provengan, que en Granada ya no hay voces, sino ecos. Un abrazo.

  2. Grognard dijo:

    Compañía Santa Bárbara http://es.wikipedia.org/wiki/La_Compa%C3%B1%C3%ADa_de_Santa_B%C3%A1rbara

    “Cuando suena la alarma, este es mi marido”
    http://www.asasve.es/img/web/gencat05_2laciade_sta_barbara.pdf

    Prometo llegir l’Episodio Nacional…

    Has acabat “Victus”?
    (contesta por el pajarito)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s