No hago huelga pero iré a la manifestación. ¿Es grave doctor?

La equidistancia no existe por más que te apedreen con ella sistemáticamente. Existen posturas diversas según los temas que tratemos cosa que parece difícil de aceptar por más de uno que no ve más allá de la lana que le tapa los ojos. No soy equidistante ni me pongo de perfil.

Hace unos días escuché la frase clave de todo este asunto. “Tenemos que conseguir que el miedo cambie de bando” dijo el entrevistado del cuál no recuerdo el nombre. Estoy de acuerdo. La Huelga General no le da miedo a la oligarquía por lo que no funcionará. El miedo atenaza y es el que no nos deja ver más allá de los síntomas que estamos todos padeciendo. No secundo esta huelga general ya que se centra en los síntomas y no en las causas que nos han traído hasta aquí. Por eso no hará cambiar de bando al miedo. Saben que no hemos acertado todavía con el diagnóstico, que no les tenemos calados todavía. Y sí, asistiré esta tarde a la manifestación para intentar ayudar a que sea masiva y sirva de toque de atención para unos partidos políticos que siguen sin enterarse. Con manifestaciones masivas legales a cambio de nada pero con un diagnóstico claro por bandera si puede cambiar de bando el miedo.

La política de #mesacamilla y la obediencia debida a la estrategia de los partidos les hizo fracasar en la misión que les encomendó el pueblo. Tenían que velar por nuestros intereses generales, prever peligros para nuestro futuro, planificar y establecer reglas de juego que evitasen los abusos de unos sobre otros. Pero no, priorizaron sistemáticamente los intereses de partido por encima de los generales centrando sus estrategias en el cortoplacismo de las próximas elecciones. Eso sí, dejando con la vida resuelta a todos los que decían amén al partido. Sí para ello debían controlar cajas, televisiones y tribunales de justicia ajustaron las leyes para que el asalto y bloqueo de los sistemas de control fuesen legales.

Son muy duros los síntomas de nuestra enfermedad pero los que deben poner sobre la mesa propuestas de futuro siguen ciegos y nos encaminan a un país de comerciales y al servicio de los turistas. El problema que no alcanzan a ver es que no hay turistas suficientes para dar trabajo a los seis millones de desempleados. Unos y otros olvidan que  nuestras soluciones están en nuestros “abandonados polígonos”. Tenemos que despertarlos y que se invierta la tendencia que  nos lleva al sumidero. Por cada comercial que vende productos de importación debemos saber que en otro polígono del mundo se han generado aproximadamente diez puestos de trabajo y no quieren escucharlo.

Anuncios

Acerca de jose luis zurita

Sólo nos dejan opinar
Esta entrada fue publicada en de todo un poco, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s